El programa considera una etapa inicial conformada por 3 cursos nivelatorios, cuya aprobación permitirá al estudiante continuar en la Maestría académica en Ciencia de Alimentos.

Los cursos nivelatorios que cada estudiante deberá matricular y aprobar dependen de su formación académica base y serán establecidos por la Subcomisión de Admisiones durante la revisión de los atestados de admisión. Dichos cursos nivelatorios deben ser aprobados para poder iniciar con el Plan de Estudios de la Maestría.

El Plan de estudios de la Maestría Académica en Ciencia de Alimentos consta de 60 créditos, de los cuales 30 corresponden a créditos en cursos regulares (obligatorios y optativos) y los restantes 30 corresponden a cursos de investigación, durante los cuales desarrollará su Tesis. 

El Plan de estudios de la Maestría Profesional en Ciencia de Alimentos consta también de 60 créditos, de los cuales 45 corresponden a créditos en cursos regulares (obligatorios y optativos) y los restantes 15 corresponden a cursos de investigación, durante los cuales desarrollará su Trabajo Final de Investigación Aplicada.

Cabe destacar que en ambas modalidades de estudio debe realizarse una Defensa oral y pública del trabajo final.

 

¿Cuál es la diferencia entre una Maestría Académica y una Maestría Profesional?

Maestría Profesional: Profesional

La maestría profesional profundiza y actualiza conocimiento, con el objeto primordial de analizarlo, sintetizarlo, transmitirlo y solucionar problemas.  Cuenta con un plan de estudios más generalizado por estudiante,  con al menos 40 créditos en cursos.  La investigación práctica aplicada se da a través de estudios de casos, diagnósticos, propuestas, producción artística o documental, laboratorios, prácticas profesionales, etc.  Esta investigación debe evidenciarse en uno o varios informes y en la presentación  del Trabajo Final de Investigación Aplicada  (TFIA).
 

Maestría Académica: Acadmica

La maestría académica profundiza y actualiza conocimientos principalmente para realizar investigación que genere más conocimiento, por lo que esta se constituye en su núcleo generador. Su plan de estudios es más individualizado por estudiante, no necesariamente ha de estar centrado en cursos fijos y al menos 30 créditos de la carga académica del estudiante ha de estar dedicada a actividades de investigación, las cuales pueden ser:  talleres, seminarios, investigación dirigida, guía de tesis y la tesis de grado como tal.

Esta modalidad culmina con un trabajo de investigación o tesis de posgrado, que deberá defenderse ante un tribunal.  La elaboración de la tesis debe ser parte de las actividades normales del plan de estudios, con créditos, horas asignadas y los plazos para presentación de informes de avance.